Tipos de aguas

Los tipos de aguas se pueden clasificar en: Agua potable del grifo y en Agua embotellada o envasada

Agua potable del grifo

El agua del grifo proviene directamente del suministro público a nuestra casa. Este agua se origina en los embalses de nuestro país, se somete a distintos métodos para asegurar que se trata de un producto inocuo y apto para el consumo humano.

Entre los tratamientos del agua, cabe destacar la inyección de cloro. Se introduce en forma de gas, en el suministro de agua pública, para eliminar los gérmenes y garantizar que no exista ninguna fuente de transmisión de bacterias y otros agentes patógenos. Este cloro también puede causar alteraciones en la flora bacteriana de nuestro propio organismo. Sin embargo, el daño es mucho menor que el que causaría el agua sin tratar. Además, si se desea eliminar el cloro, bastará con dejar el agua en un recipiente abierto durante unas cuantas horas para que se evapore por completo.

El agua llega a nuestros hogares a través de las tuberías del sistema público de agua y de las cañerías. Uno de los problemas que puede presentar el agua de grifo es la presencia de ciertos metales pesados debido al material del que está hecha la tubería. Aunque hoy en día las cañerías de las nuevas viviendas están fabricadas de materiales más estables y prácticamente inocuos para la salud. De este modo, esta agua será perfectamente saludable salvo en los casos de cañerías muy antiguas, en cuyo caso lo más aconsejable será cambiarlas.

Agua embotellada

El agua embotellada se adquiere directamente en los comercios y se encuentra en envase (plastico o cristal) . Existen dos tipos de aguas: agua potable preparada y agua mineral. El agua potable preparada es exactamente igual que el agua del grifo, con la pequeña diferencia de que ha sido embotellada para su posterior venta. Por otra parte, el agua mineral proviene de los manantiales de distintas montañas, y es tratada debido a los microrganismos que pueden ser potencialmente peligrosos. Posteriormente se embotella para finalmente ser comercializada.

Inconvenientes del agua embotellada

Además, el agua embotellada presenta una serie de inconvenientes que dañan la naturaleza como el transporte y embotellamiento, que genera CO2 de forma considerable y su consumo produce una gran cantidad de residuos que, si no es reciclado, tarda cientos de años en degradarse de forma natural.

Otro tema a tener en cuenta es el factor de riesgo que deriva del consumo de las botellas de agua, dado que presentan bisfenol A, la sustancia química utilizada para fabricar el plástico de las botellas. Estas sustancias no son peligrosas en pocas cantidades. Sin embargo, los expertos alertan de que, en concentraciones elevadas, pueden llegar a alterar la salud y funcionar como disruptores endocrinos. Ademásestas sustancias aumentan su presencia en el agua embotellada a medida que el agua pasa más tiempo en dicha botella y, especialmente, cuando está sometida a la incidencia directa de la luz, especialmente la solar.

El consumo de agua embotellada está recomendado en lugares en los que el suministro de agua pública no presenta las garantías de potabilidad necesarias. De este modo, el agua embotellada será una buena opción cuando no se pueda acceder a dicho suministro y, en estos casos, se recomienda que siempre nos decantemos por agua embotellada en recipiente de cristal, que conservará mejor sus propiedades y evitará la presencia de sustancias químicas potencialmente peligrosas, como el bisfenol A.

¿Qué tipos de aguas minerales embotelladas hay en el mercado?

Los dos tipos de aguas minerales que hay en el mercado son:

  1. Agua Mineral Natural: Son aguas subterráneas, bactereológicamente sanas, que destacan por su pureza original y por tener un efecto favorable para la salud, sin llegar a ser curativas.
  2. Agua de Manantial: También son de orígen subterráneo, consideradas aptas para el consumo. No deben demostrar efecto favorable para la salud.

Los dos tipos de aguas provienen de los manantiales de las diferentes montañas.

¿Cómo se clasifican los tipos de aguas?

Los diferentes tipos de aguas se pueden clasificar según su residuo seco y según su dureza

  1. Por su residuo seco: si tiene sales minerales, cuanto más débil de sales minerales mejor. Por eso se clasifican en muy débil, si es igual o inferior a 50mg/l; baja, cuando es inferior o igual a 500 mg/l; media, cuando es igual o inferior a 1500 mg/l y fuerte, cuando es superior a 1500 mg/l.
  2. Por su dureza: casi siempre la determina el carbonato cálcico, ello depende de la tierra, ya que al filtrarse el agua por ella lo absorbe. Cuanto más dura, más cal, la mejor agua es la que es muy blanda. La mayoría de las zonas con mar tienen el terreno más calcareo, y por tanto aguas más duras, eso se puede ver muy bien en los electrodomésticos que utilizan agua, en sus resistencias veremos una capa blanca. La dureza que también se mide y existen distintas denominaciones: Muy blanda o inferior a 5º F (50 mg/l), la mejor; blanda, igual o inferior a 10ºF (100 mg/l); de baja dureza, igual o inferior a 15ºF (150 mg/l) ; de mediana dureza, igual o inferior a 30ºF (300 mg/l); dura, igual o inferior a 45ºF (450 mg/l); muy dura, igual o inferior a 80º F (800 mg/l), y de muy elevada dureza, igual o superior a 80ºF (800 mg/l)

¿Cuales son los efectos en nuestra salud según el tipo de mineralización?

Los efectos en nuestra salud segun el tipo de mineralización que lleve el agua son:

  • Aguas bicarbonatadas, su aporte en bicarbonatos supera los 600 mg/l. Ayudan a hacer la digestión y mejoran la actividad de la vesícula y el hígado.
  • Aguas sulfatadas, aportan más de 200 mg/l de sulfatos. Tienen un sabor ligeramente amargo, benefician la piel y el aparato digestivo.
  • Aguas cloruradas, tienen más de 200 mg/l de cloruro. Los manantiales que tienen este tipo de agua se utilizan frecuentemente para tratamientos de hidroterapia por sus propiedades tranquilizantes y básamicas.
  • Aguas ferruginosas, tienen más de 1mg/l de hierro, se recomiendan para personas con anemia, obesos y reumatismos.
  • Aguas hiposódicas, tienen menos sodio, menos de 20 mg/l.  Benefician a las personas con hipertensión arterial, problemas cardiacos y afecciones renales.
  • Aguas sódicas, tienen más de 200 mg/l sodio. No se recomiendan a personas con hipertensión arterial.
  • Aguas cálcicas, más de 150 mg/l de cálcio. Aportan calcio y son indicadas para niños en periodo de crecimiento, pero hay que tener cuidado con este tipo de agua en personas con propensión a crear cálculos.
  • Aguas fluoradas, más de 1 mg/l de fluoruros, en las zonas que se da este agua no es necesario aportar fluor a los niños y jovenes de forma añadida para una mayor protección dental, es conveniente tenerlo en cuenta.

¿Como seleccionar el agua mineral que más nos interesa?

El mejor agua es el agua mineral natural, de muy debil mineralización (si es igual o inferior a 50mg/l)  y de dureza blanda (inferior a 5º F (50 mg/l). Si se tiene alguna necesidad adicional de minerales, se buscará que sea bicarbonatada, flourada, etcétera, aunque resulta conveniente que esa indicación la dé un médico.

¿Como interpretar la etiqueta de una botella de agua mineral?

El etiquetado de una botella de agua mineral es fundamental porque nos informa sobre su procedencia, composición, tipología, características, propiedades naturales y beneficios que aporta, además viene detallada con las cantidades de cada elemento. En la etiqueta se recoge por tanto la singularidad de cada una. Porque cada agua mineral natural cuenta con una composición única y constante. De ahí que sea tan importante para ayudarnos a escoger cuál se adecua mejor a nuestras necesidades.

¿Qué información es la que te ofrecen las etiquetas de las botellas?

Primero, las aguas tienen una denominación regulada por la Ley General de Etiquetado y se dividen en 3 categorías diferentes:
– 1.Agua Mineral Natural
– 2.Agua de Manantial
– 3.Agua Potable preparada

También encontrarás el lugar de procedencia (lugar geográfico), su fecha de consumo preferente – aunque las aguas envasadas no caducan, el símbolo del Punto Verde que indica que la empresa pertenece al Sistema Integrado de Gestión de envases de ecoembalajes, y finalmente consejos de conservación. 

Lo que más miramos, casi siempre, es la proporción de residuo seco, el nivel de bicarbonato y sodio que tiene el agua.

RESIDUO SECO
El Residuo Seco es la cantidad de sales disueltas que posee el agua mineral dependiendo de las características del terreno. Se considera que las mejores aguas para el riñón son aquellas con poco residuo seco.

BICARBONATOS
Las aguas altas en bicarbonatos son digestivas ya que neutralizan el pH de la mucosa gástrica. La parte negativa es que el bicarbonato forma CO2, lo que no se recomienda a personas propensas en generar gases.

SODIO
Hemos de tener cuidado con la cantidad de sodio ya que no se recomiendan a personas con hipertensión. Si lo padeces, busca aguas minerales bajas en sodio.

Aguas minerales españolas recomendadas

Aconsejar sobre qué agua es mejor es tarea imposible, ya que además del propio gusto intervienen muchos otros factores. Sin enmbargo vamos a incluir una lista de marcas de agua mineral envasada que se recomiendan:

  • Bezoya (Segovia): Agua Mineral natural, muy blanda, de muy débil mineralización. Es del grupo Pascual, procede del manantial Bezoya en Segovia donde se envasa, es muy diurética.
  • Vilajuïga (Vilajuïga, Girona): Agua mineral natural con gas carbónico natural, dura: 37,9ºF, mineralización fuerte bicarbonatada, clorurada, sódica y flouorada, recomendada para deportistas que pierden sales minerales cuando sudan, también para personas con problemas de estómago, vesícula o hígado poco activo, bálsamica, tranquilizante, indicada para epoca de crecimiento. Las desventajas: no se debe utilizar en alimentos infantiles, ni personas con problemas de riñón, tampoco hipertensos. Tiene un cierto sabor salino debido a sus minerales, es una agua potente para tomar con comidas importantes. Era el agua preferida de Salvador Dalí y una de las poquisimas con gas que no tienen carbónico añadido.
  • Lanjarón (Lanjarón Granada): Agua mineral natural blanda: 12,7ºF, de debil mineralización, muy equilibrada y de agradable sabor, un poco dulce y muy refrescante.
  • Lebanza (Palencia): Agua mineral natural, blanda: 10,45ºF, debil mineralización. El manantial esta a 1400 metros de altitud donde recibe el agua procedente de la nieve y la lluvia de la zona de la montaña Palentina. Es pobre en sodio, y por lo tanto indicada para las personas con hipertensión.
  • Veri I, (Bisaurri, Huesca): Agua mineral natural, de débil mineralización y mediana dureza: 19,5ºF, por su bajo contenido en sodio, 0,6mg/l, esta muy indicada para personas con hipertensión. El manantial desde donde se extrae esta a 1235 metros. 
  • Vichy Catalán (Caldes de Malavella – Girona): Agua mineral natural con gas carbónico añadido, de tipo blanda: 7,7ºF, de mineralización fuerte, bicarbonatada, clorurada y sódica, aunque ayuda en la digestión y en el metabolismo de las grasas es un agua contraindicadas para personas con hipertensión, bebes y problemas de riñón. Se debe tomar fría, estaba mucho más rica cuando tenía gas natural, en vez del añadido.
  • Vilas del Turbón (Torre la Ribera-Huesca) Agua mineral natural, baja dureza: 12,9ºF y debil mineralización. Sale del manantial Virgen de la Peña a 1976 metros, bajo contenido en sodio, indicadas para preparar alimentos infantiles.

<<Ir a Miscelanea>>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar